El día que te encontré - Capítulo 13 - Regreso a casa

A pesar del contencioso con Molly, Michael mantenía afinidad con su hermano Stepen, el senador. A él recurrió para solicitarle ayuda en el rescate de Evelyn.
--Por favor,¿ me pasa con el senador Dale?
--¿De parte de quién?
--De Owen, Michael Owen
--Un momento por favor. No se retire
--¡ Michael, cuánto tiempo sin saber de ti!
--Stephan necesito tu ayuda imperiosamente. Se trata de un caso de vida o muerte
-¿Qué te ocurre?, me estás asustando
--Ya te hablé en una ocasión de Evelyn, la reportera
--Ah, si,si. La premiada
--Está gravemente herida en Somalia y necesito traerla a casa, en un avión medicalizado. De permanecer allí un día más corre peligro de muerte



---Michael, me pides cosas imposibles. En Somalia no hay gobierno. Los señores de la guerra campan a sus anchas y no reconocen autoridad alguna, de nadie.
--Lo se. Sé que es muy difícil, pero te lo pido como un favor especial. Ella me importa mucho
--¿Te vas a casar con ella?
--No lo se, pero si me acepta, ten por seguro que lo haré. Pero ahora necesito que me facilites un poco las cosas y me consigas cómo llegar hasta allí con ese avión que necesito. Lo preciso ya, Stephan, de lo contrario morirá
--Déjame que haga algunas llamadas y mañana te contesto.
--¿Mañana? te he dicho que se muere, no durará. No tienen medicinas y el hospital quedó destrozado por esos salvajes. La están tratando con mercromina y tiene una bala en el pecho rozando los pulmoes. ¿Si fuera Molly lo dejarías para mañana?
--Michael las cosas no son tan fáciles como creéis. Pero, en fin, haré lo que pueda.
--Hazlo, porque yo tembién voy a ejercer mi presión por otro lado para hacer más fuerza. Necesito salir esta noche para allá
--Dudo que lo pueda conseguir tan rápidamente. Ahora te llamo
Michael sabía que el encargo tenía sus dificultades, pero estaba dispuesto a todo con tal de llegar hasta donde estaba Evelyn
--Mi Pequeña, no te dejaré, removeré todo lo que halla que remover, pero volverás a casa y aquí te cuidaremos. Volvió a descolgar el teléfono. Esta vez llamó a su editorial, con el director general y le pidió una acreditación como prensa especializada, allegada al gobierno de Estados Unidos.
--Sabes que si nos pillan iremos los dos a la cárcel
--Si, pero ella se habrá salvado. Lo que me ocurra a mi no importa. Consíguemela y te prometo que cuando regrese tendrás en tu poder la novela mejor que hayas recibido nunca. Vamos, un seguro premio para tu editorial
--Bueno, pásate dentro de una hora. Te la tendré preparada.
La siguiente llamada la hizo a National Geografic:
--Bueos días, con el subdirector general, por favor
--¿Quién le llama?
--Soy amigo personal de Evelyn y necesito urgentemente hablar con él.
--¡ Ah ! Evelyn ¿cómo está? Hace tiempo que no la vemos por aquí
--Señorita no quisiera ser grosero, pero necesito que me pase esa llamada con toda urgencia. Es un caso grave que atañe precisamente a Evelyn
--¡ Oh Dios mio! perdone. Ya le paso


Añadir leyenda

Michael explicó todo lo acontecido y a continuación narró el plan que había ideado para presionar y conseguir cuanto antes el avión medicalizado y un helicóptero:
--Si presionamos con algún artículo en prensa a nivel nacional reseñando que una corresponsal premiada, muy premiada, se está muriendo en un lugar apartado del mundo por falta de medicamentos y se le niega la única posibilidad de sobrevivir trayéndola a casa...Pero la burocracia se lo niega. Los intereses políticos niegan esa asistencia a una mujer que pasea el nombre de EEUU por el mundo con su buen hacer y profesionalidad.... ¡ Ah ! y de paso requerir ayuda de medicamentos para ese hospital que no tienen ni alcohol para curar heridas...- El subdirector se le quedó mirando y afirmó
--Eso es. Es magnífico. llamaré al New York Times ahora mismo y él se encargará de difundir la noticia. Llamaré también a la CNN para que lo divulguen en el primer noticiero que den.- Por el teléfono interior solicitó del departamento de investigación una fotografia de Evelyn y otra de alguno de los reportajes que realizó en Kenia, a continuación prosiguieron su conversación:
--Tendremos que avisar a Gregory, está en Haití, pero es su mejor amigo.
--No te preocupes, ya está avisado y viene de camino en cuanto consiga avión
--Quiero que sepas que Evel, como aquí le llamamos, es muy querida en esta casa. Es una magnífica persona y todos le debemos algún que otro favor. Y tú ¿ no serás ese amigo escritor del que tanto nos hablaba?
--Si efectivamente, soy Michael. Si Dios quiere que la recuperemos, le pediré que se case conmigo. No le volveré a dejar sola nunca, jamás.
Stephan llamó al móvil de Michael:
--Michael, en la base te espera el avión medicalizado y en cuanto llegues a Mogadiscio te presentas en la base americana. Allí tendrás un helicóptero que os trasladará a donde le indiques. Buen viaje, amigo y mucha suerte para todos.
--Stephan, verás algunas notas de prensa que quizás no te gusten. Lo he hecho para presionar y al mismo tiempo de esa forma te cubro las espaldas. Has demostrado ser un buen amigo a pesar de todo y te estaré agradecido por todo, eternamente.
--Estamos en paz. Tú me ayudaste a recaudar mucho dinero para mi campaña. Estamos en paz. Ten cuidado y traéla a casa viva y pronto. Hasta la vuelta, tenme al corriente de todo.
--De nuevo, gracias. Perdona ni siquiera te he preguntado por tu familia. Da a todos muchos recuerdos. Cua ndo regrese pasaré a saludaros personalmente. Ahora discúlpame salgo para allá ahora mismo.
Llamó a Gregory y le pidió comunicara con Tommy que salía para allá en el transcurso de esa misma noche.También lo hizo a National Geografic para ponerles al corriente de todo . Una llorosa telefonista le pidió:
--Rezaré por ella, pero tráigale a casa pronto.
Llegó a la base americana y se puso en contacto con el comandante que personalmente le condujo hasta el helicóptero que le aguardaba.
--Sreñor. Owen vuelva con ella. Supimos de los desastres que han causado por aquella zona los señores de la guerra. Vayan con mucho cuidado. Los escoltas les protegerán. Traíganla a casa.Hasta pronto.
Aterrizaron en un claro cerca del hospital. Tommy salió al encuentro de Michael, y ambos con gesto serio se miraron y se abrazron dándose palmadas en la espalda.




--Me da miedo preguntarte cómo está.
--Michael, está muy grave. Tiene infección y sangra mucho. Precisa transfusiones y yo tengo un grupio totalmente incompatible. Francamente no sé qué hacer. La mayor parte del tiempo pierde la consciencia y abrasa de fiebre,.
--Entremos a donde está necesito verla. Tommy todo se arreglará, tenemos que llevarla a casa, tenemos que conseguir , tú tienes que conseguir curarla.
La imagen que Michael vió, fué desgarradora: Evelyn acostada en un desvencijado camastro. Tapada con una mísera sábana y pálida, muy pálida. Sin aliento apenas para respirar. Los labios pálidos entreabiertos al igual que los ojos. Michael se arrodilló a su lado y al besar su frente sus labios percibieron el enorme calor que despedía. No podía dejar de mirarla. Le cogió una mano, le besó y la depositó en su mejilla apretándo la mano contra su cara. Besó suavemente sus labios al tiempo que los ojos se le llenaron de lágrimas.- Preguntó a Tommy, que permanecía a cierta distancia de ellos:
--¿Cuándo podremos trasladarla?
--No sé Michael, está extremadamente débil. Arde de fiebre y tiene infección. Lo siento pero el pronóstico no es bueno.
--Tommy, hemos traido algunas medicinas, y espera para estos días la llegada de más socorro
--¿Qué ha sucedido, cómo lo has conseguido? Aquí estamos olvidados del mundo
--No importa, pero lo estarán descargando ahora mismo.En cuanto a las transfusiones, tengo el grupo O+ que si no estoy equivocado sirve para todos los grupos. ¿Dónde me pongo? Empieza ya mismo con la transfusión.
--Desde luego Micky¿te puedo llamar así? Es asi como ella te nombra y creéme lo hace a menudo.



La transfusión le hizo recobrar algo el color de su rostro, pero todo el cuadro persistía. Tommy rebuscó entre todos los bultos los antibióticos. Se los aplicaría inmediatamente. Los minutos contaban y pasaban rápidos. Durante dos días más Michael se mantuvo a la cabecera de su cama, mientras esperaba se produjera alguna mejoría, pero no llegaba. Fu´entonces que no podían esperar más, e interrogó a Tommy:
--Tommy ¿ cómo la ves?
--Pues verás Michael, no está mejor. Todo lo que hemos conseguido es parar la infección, pero persiste, persiste la fiebre, la inconsciencia, persiste todo, todo..Dios mio ¿qué podemos hacer?
--Dime absolutamente toda la verdad sobre lo que voy a preguntarte. Si sigue así ¿corre peligro?
--Si, Michael, es más no creo que podamos curarla
--No digas eso, por favor. De modo que si se queda corre peligro de muerte, y además inminente.- Pues me la llevo
--Pero estás loco, no se le puede mover, no en estas circunstancias
--Ella es fuerte, sana y no tenemos otra posibilidad. Me la llevo. Voy a dar órdenes al helicóptero para que se pongan en movimiento. Tú prepárame lo imprescindible para una urgencia si lo preciso y llama a la base para anunciarles que tardaremos aproximadamente una hora en llegar a partir de nuestra salida. Te llamaré en cuanto llegue a la base y gracias Tommy has hecho todo lo que se podía hacer. Te deberemos la vida. - Se abrazaron ambos emocionados y Tommy procedió a preparar a Evelyn para su traslado.
Cuando llegaron a la base una ambulancia les aguardaba para trasladar a Evelyn hasta el hospital americano. Milagrosamente había llegado con vida, aunque su estado era extremo como extrema era su debilidad. Rápidamente fue ingresada, atendida y transfundida. Un Michael agotado por la tensión se derrumbó en una silla ante el quirofano esperando noticias de Evelyn que estaba siendo intervenida. Llamó a Tommy y a Gregory para comunicarles lo sucedido
--¿Quieres que vaya, Michael?
--No Gregory, no es necesario. Ya está en camino de recuperación, si sobrevive las primeras cuarenta y ocho horas, habremos recuperado a Evelyn. Tenemos que esperar. Yo tampoco podré verla, estará en la UVI. Ya he llamado a Tom y le he dado la noticia. ¡ Ah! se me olvidaba: por favor llama a National y diles lo que ocurre. Gracias Greg, muchas gracias por ser tan buen amigo y haberla cuidado tanto. En lo sucesivo espero poder hacerlo yo. Mañana te vuelvo a llamar, hasta mañana.
Fueron las más largas y expectantes cuarenta y ocho horas que había vivido en su vida. Michael no descansaba, no podía dormir, no comía. Apuraba al máximo el tiempo de visita para estar con Evelyn. Ella continuaba sedada. Según órdenes de los médicos , pero esperaba ansiosamente el despertar de ella.
Por fin al tercer día de su operación abrió los ojos. Pensaba que estaba sola, por eso no giró la mirada hacia Michel que estaba allí apoyado en el borde de la cama con una de sus manos fuertemente agarrada. Giró la cabeza y entonces vió una cabeza sollozante. Pero reconoció su cabello, y con voz débil musitó
--Micky, Micky ¿dónde estoy?



Michael levantó la cabeza y miró el rostro de Evelyn, vió aquellos ojos siempre vivarachos y alegres, apagados ahora, pero vivos, al fin vivos.

--Evelyn, Pequeña, qué susto nos has dado. Dios mio creí que te perdia para siempre. Evelyn, mi amor, mi amor -Un sollozo se escapó de sus labios. Al tiempo que entre lágrimas vió como ella le sonreía con ternura, al tiempo que le pedía:
-Micky, dame un beso por favor. ¿Estoy en el cielo, me he muerto?
--Noo, estás viva, viva y yo a tu lado. Nunca más me separaré y tú nunca más saldrás corriendo huyendo de mi. -- Se abrazó a su cabeza y en eso entró el médico.. Tardaron aún dos días más en tomar el camino de vuelta. Iban más tranquilos. El avión era un hospital en el aire y el médico que les acompañaba estaba satisfecho de la evolución de Evelyn. Al fin tomaron tierra y la camilla bajó. Se detuvo ante un pequeño grupo de personas que a cuyo frente estaba Gregory portando un gran ramo de rosas.
--Bienvenida a casa Evel.- Fué todo lo que la dijo - Michael y Gregory se miraron y se abrazaron emocionados.
--Muchacho, en cuanto llegues al hotel, date una ducha y cambiate de ropa. Estás horrible...afeitate y ponte presentable. No sé de dónde demonios has salido,..
Todos rieron ante la broma de Gregory incluso Evelyn, que desapareció dentro de la ambulancia. Michael fué con ella . Se dirigieron rápidamebnte al hospital en donde quedaría ingresada.
--

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADA DESTACADA

La infiel - Capítulo 14 - Luz en la oscuridad

No obstante, y creyendo que James estaría comprometido, quiso escribirle una carta, que entregaría a sus padres y ellos obrasen como mejor ...

ENTRADAS POPULARES