Los O'Connor - Capítulo 15 - Siempre a tu lado / Fin de la 1ª parte

Después de acostar a Victoria, Brendan salió a pasear por la playa.  Pensaba en la conversación mantenida con Iris en esa mañana. No había sido gran cosa, peto no habían discutido y habían hablado más que en los últimos tiempos¿ Sería que ya todo estaba a punto,? por tanto él daría el siguiente paso, porque la timidez de ella se lo impediría.  Decidió, regresar al día siguiente.  Tenía que aprovechar la ocasión.  Si está vez no lo conseguía ... ¿ se daría por vencido ?

El cláxon del coche retumbó en el silencio del lugar. Victoria salió corriendo en busca de su madre, seguida por Brendan, pero Iris había salido, y en su lugar fue María quién les abrió la puerta

- Esto si que es una sorpresa ¿ Cómo tan pronto ¿ Victoria esta mal ?
- No, María.  Sólo echaba de menos a su madre
- ¡ Cuánto lo siento, salió a dar una vuelta.  Dijo que tenía que pensar en algo. No dijo donde iría.  Lo siento mi amor, mmá tenía algo que hacer
- No importa María, no tardará en llegar. Victoria ¿ te quedas con Susan mientras voy en busca de mama ?
 -Si papi. Así estaré también con el abuelo
- María, por favor, entretengan a la niña durante un rato. Voy a buscar a Iris; tenemos que hablar largo y tendido
- Descuida Brendan.  Ve sin prisa



Y Brendan subió al coche.  Sabía perfectamente donde encontrar a Iris.  La conocía mejor de lo que pensaba. Seguro que iría a reflexionar al lugar en donde comenzó todo. Y hacia allí se dirigió. No se equivocaba: recostada la espalda sobre la gran peña, Iris miraba el horizonte, y tan centrada estaba en sus pensamientos, que no se dio cuenta que alguien la observaba sin hablar.  Giró la cabeza y al ver a Brendan se sobresaltó, pero él anticipándose a sus pensamientos  frenó el sobresalto diciéndola

- Está bien.  La niña está bien
- ¿ Por que habéis regresado tan pronto ?
- Ella te echaba de menos y yo también.

Esta vez no la arrinconó en ningún árbol, ni en la peña, tampoco, simplemente levantó su barbilla y la beso, suavemente en los labios.  Ella le miraba con sus negros ojos, penetrantes, sin entender nada de lo que estaba ocurriendo.

- Aquí, en este lugar, quiero pedirte perdón por el daño que te causé y agradecerte que por aquello tan cruel, me dieras una hija preciosa.   Que ni siquiera te plantearas deshacerte de ella, y pese a tu juventud,  tuviste la entereza necesaria para seguir adelante con tu embarazo. No supe nada, de lo contrario hubiera estado a tu lado.  Muchas veces descolgué el teléfono para oir tu voz, o el contestador en el que ella estaba registrada. Pero no tuve el coraje de hablar, colgaba sin hacerlo.  Estaba dolido y avergonzado.  Nunca te olvidé, nunca, porque, incluso en esa abominable ocasión , ya te quería. Estaba enamorado de ti, de ahí mi agresión brutal, porque te deseaba, pero éramos demasiado jóvenes.  Ahora ha pasado el tiempo, seguimos casados, y te sigo queriendo. Y aquella promesa que te hice cuando era niño, la incumplí, pero ya mayor, y por encargo de tio Philip, te protegía, y así lo haré siempre, pase lo que pase.

- On, Brendan. Yo... te he querido siempre. Y esperaba tu llamada con ansiedad, pero nunca se produjo. Ahora que lo comentas,  si hubieron algunas veces que atendía el teléfono y nadie contestaba.  No podía imaginar que fueras tu. Yo...- No pudo seguir porque un abrazo y un beso, sellaron sus labios.



Aquella noche Victoria y María durmieron en la mansión. Al quedarse a solas en el pabellón, Brendan sintió miedo de repente.  Iris no había estado con más hombre que con él, y fueron unas circunstancias muy especiales. ¿ Admitiría las relaciones sexuales? Aquello ¿ le creó algún trauma que ahora volviera a reproducirse ? ¿ Qué debía hacer ? ¿Debía hablar con ella abiertamente?

- Iris..yo...No sé cómo explicarte...
- Lo sé, Brendan, lo sé. Si quiero, y no, no tengo traumas.  Yo te quería Brendan, por eso fue más doloroso para mi, por eso quise tener a la niña, porque era un pedazo de ti que nadie podía arrebatarme.  Pero estaba llena de dolor por tu actitud pensando en que no representábamos nada para ti
- Por Dios bendito ¡ Cuanto sufrimiento ! Siempre te he queido, ya te lo he dicho.  Y quiero que seas mi mujer en todos los sentidos. ¿ Por qué crees que nunca quise divorciarme? Iris, siempre te he amado.

El resto fue sencillo.  Ambos se amaban, se habían amado siempre. Sólo hizo falta una penosa situación paa que todo se precipitara.  Allí se fundieron sus cuerpos y sus almas. Ya no volverían a separarse.


Se celebraría nuevamente su  boda religiosa en una capilla  de un pueblecito cercano a la mansión de los O'Connor. Estaban justos los necesarios y todos,  estaban radiantes de felicidad. Por fin se acabarían los disgustos, las incertidumbres y todos podrían disfrutar de paz y tranquilidad.
Sean y Louise fueron los padrinos, Thomas  y Clive los testigos y Susan  y Maureen las damas de honor. Victoria llevaba los anillos y Brendan e Iris radiantes de felicidad hicieron su juramento de ser fieles y amarse para toda la vida. Sellaron su amor con un  largo beso,  ante el  alboroto de todos los presentes. Durante la comida todo eran risas y parabienes. Brendan le dijo al oido "esta si es una boda, por fin lo conseguimos, pero me has hecho sufrir mucho". Iris le sonrió al tiempo que le daba un beso y una caricia. Victoria no se separaba de su abuelo que no cabía más de felicidad
Thomas y  Maureen dando una golpecito en una copa para llamar la tención de todos les comunicó la buena nueva
- Oidme todos, dentro de seis meses estaremos celebrando el bautizo de un hijo nuestro. Por fin vamos a ser padres
Todos rieron , se abrazaron, y lloraron porque también se llora de alegría.

Y doy fe de que fueron felices. Se acabaron las incertidumbres. No  volvieron a tener más discrepancias y se amaron como nunca pensaban que lo harían , y tuvieron otro hijo, pero eso pertenece a otro relato.


La historia continúa en LOS HIJOS 0'CONNOR.  Otras vidas, otros tiempos,









Fin de la primera parte editada en Marzo de 2011
Autoría:  1996rosafermu
Fotografías:  Archivo de 1996rosafermu
DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADA DESTACADA

La infiel - Capítulo 14 - Luz en la oscuridad

No obstante, y creyendo que James estaría comprometido, quiso escribirle una carta, que entregaría a sus padres y ellos obrasen como mejor ...

ENTRADAS POPULARES