Historia de dos familias: Capítulo 3 - Traslado

Ralph se impacienta al no saber nada de la agencia de detectives, a pesar del tiempo transcurrido desde su encargo.

--Sr. Villanueva, es muy difícil. Sabemos que tuvo dos hijos: una chica y un chico. La chica murió y se perdió todo rastro. y del otro,, el varón  no se sabe su paradero. Sabemos que la chica se casó, pero al fallecer no se supo más.. Tenga paciencia, daremos con ello, pero necesitamos tiempo.
--Bueno, yo salgo para Nueva York dentro de una semana. Si averiguan algo, estaré en América; contacten conmigo allí. Buenos días señores
--Buenos días, Sr. Villanueva.


Había estudiado la manera de compatibilizar la agricultura con la ganadería. Era zona de jamones, de buen jamón. Compraría cerdos. Había terreno suficiente para todo. Eligió para la cria de cerdos una zona de encinas. Los lugareños decían que el jamón más rico es el que se deja pastar a los cerdos en el encinar, a base de las bellotas. Con la ayuda de Paco contrató a un mayoral que cuidaría del ganado.   Tenía la intención de exportar a América el más exquisito jamón español.  Estaba satisfecho de esta ampliación, pero fue un comentario del capataz lo que avivó su interés:

--Señor Villanueva, los caballos aquí se criarían espectacularmente bien. Con este terreno, estos pastos criaríamos los más bellos ejemplares de pura raza
--¿Sabes que tienes razón? A mi mujer le va a encantar esta idea. Ella adora a los caballos. . Hazme un plan con todo lo necesario para unas buenas instalaciones. Un entrenador para carreras, o para exhibición, amén de para nuestro uso particular. Se va a volver loca de contenta cuando conozca nuestros planes. Pasada esa semana partió hacia Nueva York con un plan bajo el brazo. Lo estudiaría con su familia y trataría de encauzar a Robert poniéndole al frente de la hacienda.

El jóven Robert durante su estancia en Madrid, disfrutó de la noche madrileña que  le  mostraba su amigo David. Las calles céntricas de la capital en donde se movían los jóvenes no eran desconocidas para ellos.
Todas las noches salían de juerga al Casino, a las salas de fiesta o simplemente a tomar alguna copa acompañados por alguna chica. Le encantaba la vida nocturna y a pesar de las reiteradas peticiones del padre para que volviese a casa, él hacía oidos sordos.

  David tuvo que ausentarse por un tiempo a Australia y Robert se quedó en el apartamento  donde vivian los dos.  En vista de que David tardaba en volver más de lo previsto y su padre le exigía el retorno, optó por volver a casa, a su apartamento en la Quinta Avenida.



Cuando llegó ese día,  Roger aún estaba en la cama. Robert le despertó y le extrañó que a esas horas estuviese durmiendo cuando a él le gustaba madrugar.

--¿Cómo es que estás en la cama?
--Humm! he pasado una noche fantástica. He dibujado durante toda la noche. La modelo era excepcional
--¡ Vaya ! el mosquita muerta
--Y tú, cuéntame cosas ¿es tan formidable la vida nocturna de Madrid cómo dicen?
--Fabulosa. Puedes estar toda la noche de juerga y siempre encuentras a gente por las calles. Si me he venido ha sido porque David todavía no ha llegado de Adelaida, y porque papá me ponía nervioso. Todos los días con vuelve, vuelve. ¡ Es muy pesado !

Roger había estudiado Bellas Artes y quería celebrar una exposición, pero había conocido a una modelo que le había robado el corazón, según sus propias palabras.  Llamó  a sus padres para comunicarles que ya había llegado

--Papá, ya estoy en casa. Estoy bien, no te preocupes. Ya he llegado, no me abronques más, por favor...
--Quiero que vengas a casa lo más rápidamente posible, tengo algo que enseñarte.
--Déjame un par de días para reponerme del cambio horario y te pr....
--Del horario y de las juergas nocturnas¿no?- interrumpió el padre.
--Pasado mañana te quiero ver aquí. Me tienes muy preocupado; no sé qué piensas hacer con tu vida. Tengo que anunciarte algo muy interesante, pero no te adelantaré nada hasta que no vengas.


Robert llegó dando besos a su madre en las mejillas y tomándola en volandas. La madre reia contenta porque al fín tenía al hijo más bohemio en casa. El padre  contemplaba satisfecho la escena

--Bueno, bueno, parad ya. A mi no me festejas tanto, como soy el que te gruño
--Papá querido, sabes que te adoro, pero ella es una dama y además mi madre...

Entraron los tres en el despacho y Ralph extendió ante Robert un plano con la finca extremeña y una ampliación que ya estaba en marcha:

--He decidido ponerte al frente de la explotación  Poco a poco empezó a desgranar todas las mejoras que había realizado. El ganado, los caballos ...
--Oh no, a mi no me vas a meter en una casa de campo por muy grande que sea alejado del mundo. No merezco ese castigo. Además me escaparé a la ciudad más próxima y seguiré haciendo mi vida
--Robert, estás colmando mi paciencia. No puedes llevar la vida disipada que llevas. No es un castigo, es evitar las ocasiones de la juerga permanente que tienes. Échate una novia, cásate y ten hijos, es lo que tienes que hacer
--¿Por qué no envias a mi hermano? Allí si es tan bonito como dices, se inspirará para sus cuadros. El es más sensato que yo; seguro que lo hace mejor
-- Robert... Irás tu. Vendrás conmigo a la semana que viene y sobre el terreno te explicaré todo lo que ya está en marcha. Eres un hombre joven y no pretendo que te encierres allí para siempre, pero tienes que cambiar de forma de vivir. Te advierto que hay muchachas muy lindas y las españolas tienen fama de ser muy simpáticas -.  En ese momento Robert se acordó de Perla, y dijo

--No te creas, también las hay estúpidas. A propósito qué sabes de...-El padre tosió como indicándole que se callara, aunque Kim no se dió cuenta.  En un aparte Robert interrogó a su padre:


--¿ Qué es lo que andas buscando con los detectives? aún no me has contado nada -.  Ralph fué desgranando a su hijo, en absoluto secreto ,lo que su padre le había encargado y lo poco que había averiguado

--¡ Cielo santo, qué historia !  Pobre abuelo. Lo debió pasar mal, y cómo debió amarla para que no se le olvidara mientras vivió.  Tienes que enseñarme la fotografía de esa preciosidad que tuvo en jaque a nuestro querido abuelo. Me he quedado sin  aliento. Nunca sospeché nada; te prometo que nadie se enterará de tu secreto, mientras no me lo autorices.

Una carta con el sello de urgente, fue recogida por Perla del buzón de su correspondencia. Pasaban los días esperando y por fin había llegado la respuesta.  No se atrevía a abrirla ¿Y si le decían que no?. Con un abrecartas rasgó el sobre y leyó el encabezamiento. El membrete era del Ayuntamiento de Alameda del Jerte y la firmaba el mismo alcalde:

.....y dado que recientemente se ha establecido una explotación ganadera, al ser una zona agrícola, nos ha pillado sin médico veterinario, por lo que aceptamos su propuesta y esperamos se incorpore a su puesto de trabajo a la mayor brevedad posible. Queda suyo affmo....

--No es posible, no es posible. Me han aceptado y lo que yo quería. Mañana mismo salgo para allá.



En su coche utilitario, acomodó un par de maletas y partió rumbo a Extremadura. La casa la dejó cerrada encargando al portero echara una mirada de vez en cuando . Ya llamaría para comunicar a dónde habrían de mandarle la correspondencia.  Llegó al atardecer al Ayuntamiento y allí después de recibirla afectuosamente, la acompañaron hasta la casa que sería su hogar de ahora en adelante



La casa era a todas luces rural y muy grande para ella sola. El concejal que la acompañó,  le dijo que en el pueblo había muchachas que estarían encantadas de acompañarla en las labores de la casa y hacerla compañía.

--Hay una viuda joven que quizás accediese a vivir permanentemente en la casa. No anda muy sobrada de dinero. El marido se la murió hace poco y aquí como no sea en la finca, no hay trabajo para nadie.  menos mal que la finca ha proporcionado muchos puestos de trabajo. Con las plantaciones de frutas y el ganado nos ha venido Dios a ver.  Ahora la dejo que se instale. El camino ha sido largo y vendrá cansada. Mañana le diré a María que se pase por aquí, a ver si es de su agrado y se queda con ella.

--Hasta mañana pues, señor concejal. Por cierto ¿cuál es su nombre?
--Me llamo Eusebio, para servirla señorita
--Muchas gracias Eusebio. Hasta mañana.

Revisó la casa . Era grande pero estaba cuidada y limpia. Sonrió con aceptación.  Esa noche durmió como un tronco. Apenas había amanecido, cuando el canto de un gallo se oyó no muy lejos de donde vivía. Se levantó de un brinco. Después de asearse, se calzó unos vaqueros y unas botas y decidió salir a dar una vuelta para conocer el lugar.  La curiosidad la llevó casi hasta las puertas de la finca. Había sido ampliada y ahora la casa resultaba imponente.

--No me puedo imaginar cómo sería antes de la ampliación. Es muy bonita, pero lo mejor es que emplea  a mucha gente del pueblo. Es pequeño y creo que casi la totalidad de los habitantes trabajarán en ella.

Volvió sobre sus pasos y llegó a tiempo de que María se presentara ante ella. Se le había olvidado lo que le dijo el concejal

--¿Eres María?
--Si señorita
--Eres muy jóven ¿Cuántos años tienes?
--Veintiocho. Se me murió el marido hace año y medio-.  Se llevó una mano a los ojos para enjugarse alguna lágrima que se le escapaba.
--¿Estarías dispuesta a vivir conmigo? Esta casa es muy grande para mí
--Naturalmente, ahora vivo con mi suegra
--Bien pues no hablemos más. Recibirás tu salario todos los meses. Tendremos un perro que nos cuide por las noches
--Lo que usted diga, señorita
--¿Has traído tu equipaje?
--No. No sabía si a usted yo le gustaría
--¡Claro que si mujer! Anda ve por el e instalate. Yo me acercaré al pueblo más cercano para hacer alguna compra y después organizaremos la comida.

Tomó su coche y decidió acercarse a Cáceres. Entró en un supermercado, compró de todo lo que pudiera necesitar y después preguntó dónde podría comprar un perro.

--En el refugio, allí los mantienen y si nadie se los lleva, pasado un tiempo los tienen que sacrificar
--¡ Qué horror!, por favor, dígame dónde es.

Encaminó su coche hacia la dirección que le habían facilitado y alli se encontró con la criatura más preciosa que pudiera imaginarse. Era una mastín española con mezcla de labrador y en cuanto la vio se quedó totalmente enamorada de ella. No tenía nombre por lo que durante todo el camino de regreso fue pensando cómo llamarla,.
--La llamaré Canela por el color de su pelo. ¡ Dios mio es preciosa! -.  La perra como si entendiera lo que ella iba hablando en voz alta, le daba lametones con su gran lengua en la nuca. Ella reia feliz por haber encontrado a una amiga tan fiel.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADA DESTACADA

La infiel - Capítulo 14 - Luz en la oscuridad

No obstante, y creyendo que James estaría comprometido, quiso escribirle una carta, que entregaría a sus padres y ellos obrasen como mejor ...

ENTRADAS POPULARES